Persona. Mujer.

"El pecado más imperdonable socialmente es la independencia de pensamiento" Emma Goldman
NAM
Irremediablemente politizada,cargada de ideología,y sin intención de tirar lastre.
Digo lo que pienso y al que no le guste que siga de largo.

sábado, 3 de febrero de 2018

Feminismo, una lucha que no vamos a abandonar.

Estos días estuvo caliente el tema del feminismo porque se trato en un programa muy visto en la televisión y fueron invitadas Malena Pichot, Julia Mengolini,Flor Freijo,Luciana Peker y no me parece mal, me refiero a las criticas acerca del lugar, del programa, me parece que todo lugar donde podamos hablar de feminismo esta bueno.
Pude ver una nueva charla que se tuvo con Araceli Gonzalez donde contó muchas cosas y quedo clarísimo que ella ha sido desde pequeña víctima del machismo, tal como casi todas lo hemos sido, y dejó claro con su angustia que no ha sido feliz por eso,quizás ella no tenga una formación teórica en feminismo, me parece una mujer inteligente, que si tuviera esa formación se daría cuenta que ella es al menos alguien que de feminismo tiene bastante. A mi no me gustan los feminómetros, claro que me hace feliz ver mujeres super empoderadas, que la tienen re clara, que entienden cada cosa y no confunden peras con tomates. Pero quien soy para criticar eso, yo tampoco nací feminista, nadie nace feminista. Todas nos hemos hecho.
Por desgracia, nos hemos hecho feministas a través de los muchos acosos, de los muchos abusos, de las muchas injusticias, hubiera sido mejor no pasar por ellos para llegar a serlo. Pero tampoco me importa el camino por el que se llega, me importa mas que se llegue.
Cuando empece a leer sobre feminismo, a leer a las grosas, como Simone, Kate, etc empece a resignificar todas, todas las cosas que pasaron en mi vida y a las cuales las viví como esto o aquello y en realidad eran todas esas cosas que suceden por el machismo de alguien: de un jefe, de una pareja, de mi educación, del contexto social.
Antes me veía como rebelde por no bancarme una cantidad enorme de situaciones, hoy ya no me siento así, hoy me veo como alguien que comprende porque pasan esas cosas y me siento con armas para enfrentarlas. Armas que me dio el conocimiento de como funcionan las cosas en este mundo patriarcal, capitalista,heteronormado,y también manejado por las grandes religiones, todos apuntando a lo mismo, a tutelarnos, a indicarnos que clase de mujeres debemos ser, como debemos vestirnos,  manejarnos, a tutelar y legislar sobre nada mas y nada menos que algo tan nuestro como es el cuerpo.
Seguimos luchando y peleando acá en nuestro país por la ley de aborto legal, seguro y gratuito para no morir.
Y esa es una lucha que espero que ganemos aunque mas no sea por cansancio, porque se pudran de escucharnos reclamar. Queremos, reclamamos,nos corresponde el derecho a decidir por nuestros cuerpos, y debemos hacer oídos sordos a las defensas religiosas o de cualquier clase, porque la religión es para quienes son creyentes y los creyentes no van a abortar porque sus religiones se los prohíben. Y si lo hacen se harán cargo de sus conciencias, esa no es la discusión.
Que salgan los "defensores de la vida" que no los veo reclamar por las vidas de los niños que cada día se mueren de hambre en este país, me parece de una hipocresía escandalosa.
Cada mujer  libre e independiente, se hará cargo de sus decisiones como debe ser cuando uno es adulto. Y nadie puede opinar sobre ese asunto ni sobre ningún otro que tenga que ver con la vida intima y personal de un ser humano.
No soporto ver como aun hay millones de mujeres que permiten ser tuteladas, manipuladas o manejadas ya sea por su familia, por sus parejas, o por el ambiente social o laboral adonde se mueven.
Tenemos que acabar con esto.
NAM



viernes, 1 de diciembre de 2017

Los abusos "invisibles"



Hay una forma de abuso que yo considero doble, por qué, porque de por sí proviene de un hombre que se valida en la cultura machista, y porque proviene de un hombre que es profesional de una de las profesiones con más “autoridad” en la sociedad.
Estoy hablando de los abusos que se cometen dentro de un consultorio médico y en donde la mujer, muchas veces no tiene claros cuales son los límites de la “examinación” normal.
Como médica voy a hablar de esto con la autoridad que me da tener 35 años de profesión y haber presenciado conversaciones de colegas, anécdotas y toda clase de situaciones referidas que me avalan para hablar de esto.
Y también porque he estado en situaciones, como paciente, donde claramente el supuesto profesional, pretendía cosas o hacia preguntas que nada tenían que ver con lo que corresponde.
Es cierto que un médico debe preguntar, de hecho es básico, es de suma importancia conocer los antecedentes de salud de la persona, y los hábitos que tiene, y para determinadas patologías también debe conocer cuales, al menos de modo general, son sus hábitos sexuales.
Pero esto tiene límites.
Un médico puede necesitar saber si la persona tiene o no una vida sexual activa para efectuar o descartar un diagnóstico, puede preguntar si la persona toma cuidados para no contagiarse enfermedades de transmision sexual, o si tiene muchas parejas sexuales, lo que un médico no necesita saber es los detalles de cada cosa que esa persona realiza en el momento en que tiene sexo con alguien, ni exactamente con cuantas personas tiene sexo al año, ni de que sexo son esas personas, ya que no hay enfermedades de transmision sexual que solo sufra uno de los sexos.
Un médico al examinar el cuerpo de un ser humano para efectuar un diagnostico necesita tocar a veces, cada vez menos, debido a los adelantos tecnológicos que permiten realizar estudios que son mil veces más certeros que una “palpación”.
Una mujer para ser auscultada en el corazón, no necesita ser desnudada en su torso, no es necesario y se lo discuto a quien sea. Para auscultar en uno de los puntos de auscultación que habitualmente está situado debajo de la mama izquierda, el medico puede solicitar a la paciente que se levante ella misma la mama, no necesita hacerlo el para escuchar los ruidos cardiacos.
Para examinar una mama, hay una técnica de palpación que cualquier mujer puede aprender cómo es mirando algún video de internet para saber hasta dónde es correcta esa palpación y cuando la maniobra se pasa de raya.
Muchas mujeres me han contado de médicos que han tocado, apretado, estirado y hecho toda clase de maniobras por tiempo prolongado con los pezones. Eso, no es una maniobra de examinación, eso es cualquiera, quiero que lo sepan. Aun para verificar si hay secreción por pezón, el medico puede solicitar a la paciente que realice la maniobra que siempre es más efectiva si la realiza una misma.
He escuchado relatos de mujeres que me han contado que se les realizaron esta clase de tocamientos delante de sus parejas, esto es un modo (perverso desde ya) de evitarse cualquier tipo de reclamo ya que “fue hecho delante de la pareja de la mujer” como si la mujer fuera a sentirse menos violentada porque es manoseada delante de su pareja.

No hay ningún examen médico que requiera poner a caminar desnuda a una persona. No lo hay.
Si te sentís violentada, o humillada ante un examen médico es porque probablemente quien lo está llevando a cabo está sobrepasando los límites.
Recordá que como para toda situación y contexto, tenés el derecho de detener la maniobra que sea, decir que no, retirarte y buscar otrx profesional que no te haga sentir incómoda.
No tenés que soportar nada que no te guste y mucho menos pensar que si decís algo el médico podrá tratarte mal, hacerte daño en la salud de algún modo.
Si sos mujer y te toca hacer un examen pre ocupacional, tenés el derecho de pedir que te atienda una profesional mujer, dado que vos no estas yendo voluntariamente a ese profesional, que no elegiste, sino que estas yendo a un lugar donde te mandan para cumplir un examen médico obligatorio por ley para tu empleador.
No te calles, no te dejes atropellar, no te olvides nunca que aun en la enfermedad sos la dueña de tu cuerpo y sos quien decide sobre él, y sos quien debe dar consentimiento para cualquier práctica que quieran hacerte, es obligación del profesional explicar la naturaleza de cualquier práctica sobre tu cuerpo, las razones, el porqué, y las posibles consecuencias.
Terminemos con esta clase de abusos que son frecuentísimos!

No hace falta llegar al extremo de tener que ir a un juzgado, alcanza con un gesto, un no, al profesional, a un médico se le puede decir no, se le puede decir basta, se le puede impedir que abuse de vos. Y obviamente a una médica también. Pero en este caso me vengo refiriendo a los abusos de los médicos hombres que por lejos son los mayoritarios y se cometen diariamente.

NAM

viernes, 10 de noviembre de 2017

Un feminista?

Excelente entrevista con una pila interesante de conceptos.

El femicidio es un crimen moral. Lo habitual es pensar en un crimen instrumental: gente que mata para robar, por un ajuste de cuentas. Algo concreto, material e inmediato. En el crimen moral, no. Se hace para defender ideas, valores, sentimientos, creencias. Es como una forma de terrorismo. Ante ese crimen moral hay una especie de reivindicación del grupo. Cuando un varón mata no está defendiendo su masculinidad nada más, defiende “la” masculinidad que cree que es la buena.


http://latfem.org/los-hombres-no-saben-como-relacionarse-con-estas-nuevas-mujeres/

#EsUnaGuerra



(imagen de diario Cronica)


En mi país podes violar ( uso esa palabra porque el abuso es un eufemismo intolerable a esta altura del partido) a una niña de 12 años, no una sino tres veces y luego podes salir en libertad, aunque la niña ahora este aterrorizada de salir y haya intentado suicidarse con sus pequeños 13 años.
El violador esta libre a pesar de que los padres de la niña evitaron que los vecinos lo lincharan y correctamente lograron que fuera preso.
Este degenerado tuvo la arrogancia que el sistema heteropatriarcal en que vivimos le permite, para decir , que “ella lo busco”.
Esto pasa, y pasa todos los días, sin embargo seguimos igual-
Violó a nena de 12: "No fue todo mi culpa, ella me buscó"
NAM

https://www.cronica.com.ar/policiales/Violo-a-nena-de-12-No-fue-todo-mi-culpa-ella-me-busco-20171104-0041.html

#EsUnaGuerra





Un hombre de 22 años, en pareja con una mujer que tenía tres hijos, uno de él y otro en camino, “profundamente enamorado” pero menor que ella (6 años) que “era un nene de mama” (pobre criatura) y que dadas todas esas circunstancias no tenía una relación de poder sobre la mujer, ingreso por la fuerza a la casa de la mujer que ya lo había denunciado por haberla golpeado, la encerró en una habitación y le dio 6 puñaladas en el tórax delante de sus hijos. Todo esto configuro un estado de “emoción violenta” ya que el nuevo embarazo no era suyo.
Dada toda esta descripción de un caso de violencia de género, de libro, estos jueces: Federico Guillermo Ecke y Osvaldo Rossi , Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro.
El Juez Ecke  ha recibido una medalla por sus muchos años en la justicia no hace mucho.
Estos jueces, hombres , hay que subrayarlo, no atendieron el pedido de la fiscal Carolina Carballido Catalayud y la abogada querellante, Lucía Ransenberg, que daban por acreditada la violencia de género y por tanto pedían la pena máxima.
Que cosas que hace el amor de un nene de mama verdad?
Estaba tan enamorado que la golpeaba, y estaba tan enamorado que la apuñalo frente a sus hijos todo eso lo explican estos jueces ( que dicho sea de paso si no media algún milagro serán jueces hasta que se mueran, porque no podemos elegirlos en este país)

Es una guerra, y es contra nosotras
NAM

jueves, 9 de noviembre de 2017

Un señoro llamado Iudica

En un programa, este hombre dijo lo siguiente “Las que inventaron que no hay que decir piropos son todas feas, para emparejar para abajo con las lindas. Viene una fea y le dice a la linda ‘yo te defiendo, hagamos que no nos digan piropos’. ¡A vos no te dicen piropos por fea!”, manifestó el conductor en medio de un debate sobre el tema.

https://www.minutouno.com/notas/3048665-el-denigrante-comentario-mariano-iudica-las-mujeres




A este señor es claro que muchos temas le pasan por el costado, que es un gran ignorante en ciertas cuestiones, y su lugar de “macho” en esta sociedad donde los privilegios están legitimizados para los hombres, le permite decir estas barbaridades , seguramente en un horario central.
Es obvio que su machismo no le permite reflexionar por un segundo ni un pensamiento inteligente.
Señor Iudica, la razón por la cual muchas, miles quizás millones de mujeres en el mundo luchamos contra el acoso callejero ( Ud. le da el nombre de “piropos” a esta clase de acoso) es porque millones de nosotras deseamos tener igualdad de derechos en un mundo donde tenemos menos derechos, menos privilegios y aun cuando muchos de nuestros derechos están escritos en leyes, códigos y constituciones, simplemente, no se respetan.
En este caso, el derecho a caminar por la calle sin que ninguna persona nos invada con sus comentarios acerca de nuestra ropa, nuestro cuerpo, nuestra apariencia, nuestra edad o cualquier otra cosa “NUESTRA”. Las mujeres no somos públicas, las mujeres no somos una parte de la calle, del espacio común que todos tienen derecho de usar. Las mujeres somos seres humanos, personas, ciudadanas con derechos y obligaciones que pretendemos salir, hacer nuestras cosas cotidianas sin que un hombre pase a nuestro lado y nos diga lo que se le ocurra.
Eso nada tiene que ver con la belleza o la fealdad de una mujer, ya que ambas son condiciones que vienen inscriptas en la genética y por lo tanto no son ni una virtud, ni un defecto, respectivamente. Y aun cuando lo fueran tampoco precisamos que cualquier individuo en la calle nos dé su opinión al respecto. No son “las feas” las que tratan de “convencer” a “ las lindas” de que el acoso callejero es una variedad de acoso. Son las mujeres empoderadas las que defienden, defendemos, nuestro derecho a caminar tranquilas por la calle, no nos interesan ni sus opiniones ni las de nadie acerca de cómo somos.
Somos como nos parece, nos vestimos como nos parece, nos arreglamos o no lo hacemos, como nos parece, trabajamos, estudiamos, salimos a hacer una compra del modo en que nos parece y no necesitamos que ningún macho nos atropelle por la calle diciéndonos ninguna cosa ni positiva ni negativa. Simplemente queremos caminar por la calle del mismo modo en que lo hacen los hombres, tranquilos y sin que nadie los moleste.
El acoso callejero es una de las modalidades del machismo recalcitrante que día a día desde que somos niñas en adelante debemos soportar las mujeres, una forma de marcar territorio, de hombres como ud, una forma de pretender que somos públicas, que somos territorio de Uds.
No lo somos señor.
No somos propiedad de nadie. Sería muy positivo que ud pudiera tomarse unos minutos para pensar en estas cosas, y también pensar en cómo sería para ud un mundo donde salir a la calle fuera ser acosado por otras personas que le dijeran sus opiniones sobre su cuerpo, sobre su ropa, sobre su forma de vestirse etc. Dudo mucho que le gustara, especialmente cuando eso se transforma en un todos los días, todos los meses y todos los años de su vida. Lamentables sus expresiones machistas y desagradables.

NAM

Mujeres feministas

Comparto este video de youtube, entrevista a Irantzu Varela, en Mujeres de frente.